LA FONOTECA: PUENTE AÉREO MUSICAL



¿En qué momento nace La Fonoteca y por qué?

La Fonoteca nace como concepto a mediados del 2007, cuando Raúl Alonso -uno de los fundadores- se da cuenta de que apenas hay información en la red de los grupos que nos gustaban, ni siquiera de aquellos que eran pilares en la historia de la música en España. El detonante podríamos decir que es la búsqueda de La Mode en Allmusic.. ¡y su falta de resultados! Es entonces cuando se decide abordar la misión de crear una enciclopedia de la música española. El lanzamiento de la web se produce en enero de 2008, con un catálogo de 50 grupos escasos, aproximadamente, pero con toneladas de ilusión depositadas en ello.

Desde la idea original,  esa especie de “wikipedia” de la música española, claramente habéis ido creciendo en otras direcciones: organizar festivales, posibilitar que grupos indies españoles tocaran en Londres o editar el disco “No te apures mamá, es solo música pop”. ¿Hacia dónde se dirige La Fonoteca?

Sí, como evolución natural primero surge la organización de conciertos en Londres en el 2009, que es donde vivía por aquel entonces Raúl.  Tras la vuelta de Raúl a Madrid  se siguen organizando con periodicidad mensual conciertos en Madrid, siempre intentando apoyar la escena actual y facilitar que los grupos toquen sin preocuparse de otras labores, y también propiciar que bandas de otras regiones vengan a tocar a la capital. En cuanto a la publicación del disco, de nuevo surge de la necesidad de contribuir con la actualidad. En realidad lo vemos todo como algo lógico, pues el afán de reivindicación es un poco el motivo que llevó a lanzar la web, y las distintas propuestas que surgen alrededor sirven también para completar esa faceta enciclopédica que desempeñamos.

Me gustaría que me explicárais un poco el resultado de vuestra experiencia llevando a grupos españoles a Londres, él éxito de la acogida, si le estáis dando continuidad…

Por Londres pasaron grupazos como Triángulo de Amor Bizarro, Joe Crepúsculo o Hidrogenesse. La experiencai fue muy positiva. La intención siempre ha sido la mezcla del público, programando bandas locales para completar el cartel. Durante los últimos tiempos ha habido una serie de dificultades para seguir adelante con el proyecto en condiciones, pero de cara al próximo año lo vamos a reactivar.  Estamos en ello.

Los tacones, el humor y la música de La Prohibida llegaron a Londres gracias a La Fonoteca

Volviendo a esa faceta enciclopédica y mirando vuestro catálogo encontramos un sesgo importante hacia la música independiente. Tenemos a grupos fetiche de los ochenta como Charol, pero sin embargo no está Chenoa.  Esto responde al perfil de los críticos que escriben y del público que visita la página. ¿Es deliberado o es algo que pretendáis cambiar con el tiempo para convertiros realmente en una web de referencia para un público más amplio?

Nos encantaría cubrir absolutamente todos los espectros, y ampliar los géneros, algunos de los cuales se encuentran escasamente representados. Pero a día de hoy, es materialmente imposible. No negamos que nos movemos muchas veces por impulso, y la mayoría por afinidades y gustos. De todos modos, no estamos de acuerdo en que no salgan grupos mainstream o que se les critique per se. Intentamos siempre contextualizar al máximo, y ser rigurosamente objetivos. Hay grupos totalmente mainstream muy reconocidos en La Fonoteca, como Mecano, Celtas Cortos o Danza Invisible. Al último disco de Rosa, el que hizo con la ayuda de Perales, le ponemos un 7 sobre 10. Lo que no hacemos es tirar balones fuera, y si algo no nos gusta pero nos ha apetecido darle cabida por algún motivo, lo decimos… con respeto claro está. Creemos que las críticas negativas son también necesarias y que es algo que con el tiempo parece estar perdiéndose. Esto por supuesto que también lo aplicamos a los grupos indies.


¿Cómo nace el proyecto de La Fonoteca en Barcelona? ¿Cuáles son vuestros objetivos?

Yo conocía a Raúl en Madrid, donde viví 5 años antes de venir a Barcelona. Cuando sacó el vinilo me ofrecí a ayudarle a venderlos en algunas tiendas de Barcelona. Y lo que empezó como un inocente favor, después de algunas conversaciones, se fue convirtiendo en lo que ahora estamos metidos de lleno. La idea de La Fonoteca Barcelona es aprovechar el tirón del nombre para organizar conciertos en los que el grupo local ejerza de anfitrión, y así poder traer a grupos que están empezando o a los que les es dificil salir de si ciudad. Así pretendemos crear un flujo de música independiente de calidad, que además permite a músicos conocerse y compartir experiencias. Desde el primer momento Óscar Fernandez -responsable del sello Aventuras de Kirlian- y yo, llevamos la coordinación y la organización de los conciertos, pero el equipo lo forman también Alex Marull (cartelería y logos), Blanca Viñas (fotografía) y Borja Domínguez (prensa).

Imagen de previsualización de YouTube

Cerveza-Bier: Las Ruinas cantan al costumbrismo catalán del siglo XXI

El espíritu es el intercambio y enriquecimiento entre las dos ciudades españolas con una escena emergente más importante. ¿Seguiréis con esta filosofía en otras ciudades españolas con ese potencial como por ejemplo Galicia?

Es la idea, pero no es tan fácil. Somos un colectivo abierto y si desde otra región alguien presenta un proyecto serio y que nos inspire confianza, lo auspiciaremos encantados siempre. Es lo mismo que la web, en principio estamos abiertos a colaboraciones, y a todo aquel que demuestra compromiso y que cumple, se le da cabida en el colectivo. De hecho, ha sido así desde el comienzo.

¿Qué diferencias hay entre las escenas de Madrid y Barcelona? Se dice que Madrid tiene una identidad más propia y en cambio en Barcelona somos más vanguardistas. ¿Es un tópico? ¿Qué es lo que os atrae de la escena de Barcelona?

Puede que sea cierto, pero también roza en la mayoría de las ocasiones el tópico. Madrid sí que conserva un pop clásico herededo de grupos de los 80, como Los Secretos o Nacha Pop, pero también tiene mucha vanguardia. Y Barcelona no solo tiene experimentación, también tiene mucha identidad propia para con su idiosincracia. La diferencia más palpable es la manera en que Barcelona ha sabido organizarse y vender su producto como marca de calidad. La prensa especializada ha estado siempre ligada a la ciudad, por lo que es lógico que haya mirado más hacia ella. Lo mismo sucede con festivales como el Primavera Sound o el Sónar, o con instituciones como el Ramón Llull. Esto no es criticable, más bien al contrario, pero sí que es verdad que ha permitido dar aire a proyectos que en Madrid se han acabado ahogando porque precisamente se carece de ese entramado.

Imagen de previsualización de YouTube

Humor chanante en clave lo-fi, del prolífico Raúl Querido

 

En los 90 se vivió la eclosión del indie español, pero a partir de asimilación de sonidos que venían de fuera. Con el cambio de siglo surgen propuestas muy originales a partir ya del imaginario patrio y una gran cantidad de bandas muy interesantes. ¿Cómo ves el futuro de la escena y de la industria? ¿Qué maneras hay de apoyar los nuevos talentos y asegurar su supervivencia?

De la escena bien, mejor que nunca. La proliferación de grupos interesantes y propuestas con personalidad es muy elevada, goza de muy buena salud. En cuanto a la industria… mal. Ni ha habido nunca una industra seria, ni la hay. Los pocos sellos que hay sobreviven de la ilusión de sus responsables, y pocos -por no decir un par- son los que viven de sacar discos. Vivir de la música en España siempre ha sido muy difícil, aunque la abundancia de festivales está permitiendo que se cree una clase media de grupos independientes. Hay que derribar para construir. El modelo en España ha sido chusco y está anquilosado. Hay que generar un público, fidelizarlo, y generar una atención. Hay que cuidar el producto que se ofrece y, sobre todo, hay que adaptarse a los nuevos tiempos.

Para acabar, cuéntanos un poco los próximos proyectos de La Fonoteca, si va a haber un recopilatorio como el editado pero con bandas de Barcelona, próximos conciertos…

Los proyectos más inminentes son la coedición de un split de cuatro bandas barcelonesas junto a dos sellos más, y de un recopilatorio de bandas emergentes de la escena sevillana, este ya para 2012. También se pretende darle una continuidad al recopilatorio de Madrid, pues la acogida ha sido espectacular. Estas navidades en la capital organizaremos una fiesta con Wild Honey, The Secret Society y Alquitrán (uno de los grupos del recopilatorio). Para el 2012 apoyaremos la realización del Madrid Popfest ayudando a montar una fiesta en con la que recaudar fondos. Y a largo plazo, queremos conseguir tener un espacio propio donde dar rienda suelta a todos estos proyectos. Y por supuesto seguir organizando conciertos en Barcelona.


El disco de La Fonoteca “No te preocupes mamá, es solo música pop”, con Los Claveles y Cosmen Adelaida entre muchos otros, puede conseguirse en su página bandcamp mediante descarga gratuita o compra.

 

Sé el primero en comentar